ÓRGANO SEXUAL FEMENINO

Los órganos genitales femeninos internos constan de dos ovarios, dos trompas de Falopio, el útero y la vagina.

Los primeros tres están sostenidos en la cavidad corporal, principalmente por dos ligamento, compuestos por una doble capa de tejido peritoneal, que permite movimientos independientes a cada órgano.

En lo que hace a nuestro informe de técnica sexual, sólo nos ocuparemos de la vagina, por ser el principal órgano involucrado en la actividad sexual.

La vagina es un tubo muscular capaz de una considerable dilatación, el cuál se extiende desde un poco más arriba de la cérvix hasta la abertura externa de la vulva. La vagina tiene una longitud aproximada de 7,5 cm. en su pared anterior y de unos 9 cm. en su pared posterior, extendiéndose hacia arriba en forma aproximadamente vertical considerando a la mujer parada. Es el órgano que recibe al pene durante el coito.

Los músculos vaginales, que pueden relajarse por la edad o los partos pueden fortalecerse con ejercicios adecuados, sencillos de realizar contrayendo los músculos vaginales como se haría al contraer el esfínter uretral para detener la micción cuando ésta ya ha empezado. Las mujeres jóvenes pueden tener himen, que es una estructura formada por tejido conectivo que cierra parcialmente el orificio vaginal. Este tejido, si no se ha roto, deberá eliminarse para facilitar el coito.

La vulva (o genitales externos) está formada por el monte de Venus, labios mayores, labios menores, clítoris y vestíbulo.

El monte de Venus está cubierto por vello elástico y rizado. Los labios mayores nacen en el monte de Venus y cierran la fisura vulvar. Los labios menores, que se encuentran dentro de los mayores, se juntan en la parte superior para rodear al clítoris.

Precisamente, el clítoris es el área sexualmente más excitable del cuerpo de la mujer.

 

Excitación:

La zona entre los labios mayores y menores, contando por supuesto al clítoris, es la zona más fácil de excitar manualmente u oralmente. Desde ya que las paredes de la vagina, debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas, es junto al clítoris, la zona que provoca el orgasmo. Bien estimulada, la zona erógena de los genitales femenino se humedece, lubricando la vagina y facilitando la penetración.

La presión ejercida sobre el monte de Venus, excita indirectamente al clítoris, lo que por sí sólo es capaz de provocar un orgasmo.

Normalmente, la mujer experimenta su primer orgasmo a partir de la manipulación del clítoris, es decir por medio de la masturbación. Una buena práctica masturbatoria en los primeros años de la adolescencia, favorecerá las condiciones sexuales de la mujer.

 

En este diagrama se observa un corte frontal del aparato reproductor femenino con la sección de la vagina, el útero y parte de la trompa de falopio derecha, observándose la estructura muscular de la vagina y su epitelio, el útero demarcando las distintas capas, endometrio, miometrio y serosa y por último la delicada estructura de la trompa y sus distintas porciones, además de su relación directa con la superficie del ovario.


DIAGRAMA Nº 2
Corte Lateral, Vista antero-posterior


En este diagrama se observa un corte lateral del aparato reproductor femenino con la sección completa de la pelvis y sus estructuras óseas, la sínfisis púbica por delante y la columna vertebral con el sacro por detrás. En este corte se incluyen los órganos de la línea media, se ve la vagina, el útero, el recto, la vejiga y uretra, seccionados.

Observándose el útero, demarcando las distintas estructuras que lo conforman y además su relación directa con la superficie de la vejiga por delante y el recto por detrás, el ovario se ve parcialmente, lateral al útero con la trompa de falopio. Se observa también la vejiga y uretra en relación directa con la superficie del útero y la vagina, por detrás, respectivamente.


DIAGRAMA Nº 3
Ciclo menstrual y su relación en tiempo con el folículo ovárico


En este corte lateral del revestimiento interno del útero, se observan los distintos cambios que sufre el endometrio, bajo el estímulo de las hormonas, previo a la ovulación y postovulatorias, y su correlación en el tiempo, con el aspecto del folículo ovárico, la ovulación y el cuerpo amarillo, postovulatorio.

 


En este diagrama se ve la relación anatómica entre los genitales masculinos y femeninos durante el coito, ante una penetración vaginal profunda.
Se ve en esta imagen, la teórica posición de la pelvis femenina y el pene en su ubicación intravaginal durante el coito, observándose la relación de proximidad entre el clítoris y el dorso del pene y pubis masculino.