Genitales externos e internos de la Mujer

Genitales externos   

El sistema genital externo de la mujer consta de: el Monte de Venus, los labios mayores, los labios menores, orificio uretral, el clítoris y el vestíbulo.

Anatomia

El Monte de Venus está compuesto por tejido grasoso bajo la piel, sobre el pubis, cubierto por vello ensortijado. Tiene terminaciones nerviosas, que cuando son estimuladas se puede provocar excitación sexual.
Los labios mayores son dos pliegues longitudinales, que cuando no hay excitación suelen permanecer juntos, protegiendo a los labios menores, a la vagina y al orificio uretral.
Los labios menores se encuentran a cada lado de la entrada vaginal, se unen justo por debajo del clítoris, son ricos en vasos sanguíneos. Cambian de color y se retraen durante la respuesta sexual.
Por último, el clítoris, semejante en su estructura al pene, excepto que es más pequeño y no contiene la uretra. Se encuentra sobre la parte superior de los labios menores, donde sus labios se unen. El clítoris consta de un cuerpo y de una cabeza o glande, esta última parte es la expuesta y la que más terminaciones nerviosas tiene; es la zona con más excitabilidad sexual. Durante la estimulación sexual, el clítoris se retrae sobre su capuchón y se agranda.
Anatomia

Genitales Internos

   Los genitales internos son: la vagina, el cérvix, útero, las trompas de Falopio y los ovarios.

Genitales internos femeninos
La vagina es un tubo muscular, capaz de dilatarse considerablemente, con una longitud aproximadamente de 10 cm. El primer tercio de la vagina desde la entrada es muy sensible, mientras que el resto solo tiene receptores de presión por lo que es poco sensible. La lubricación vaginal, que se presenta durante la excitación sexual, es producida por la vagina, este fluido permite que la entrada y los movimientos del pene durante el coito sean suaves e indoloros.
El cérvix es la parte del útero que se proyecta dentro de la vagina.
El útero es un órgano hueco de paredes musculares gruesas, tiene forma de pera y ocupa la cavidad pélvica.
Las dos trompas de Falopio entran por los ángulos superiores del útero, desembocan por los extremos cerca de los ovarios.
   Dentro de los genitales internos, también estarían los músculos pélvicos, son los músculos que forman el suelo de la pelvis, son fundamentales en las contracciones musculares durante el coito. Hay tres grupos diferentes de músculos, los más importantes son los músculos pubococcígeos, que son los que rodean la vagina.

Bases Hormonales

Las hormonas más importantes en la sexualidad femenina son:

  • Los estrógenos y la progesterona, producida por los ovarios.
  • Los andrógenos, producidos por la corteza adrenal y por los ovarios.
  • Los estrógenos son necesarios para mantener la mucosa vaginal en su estado normal y para mantener una respuesta vaginal completa durante su estimulación; ingurgitación y lubricación. Y los andrógenos parece que son importantes para determinar el interés y deseo sexual.
  • Son muchas las investigaciones que se han hecho sobre la importancia de las hormonas en el deseo e interés sexual (Sander y Bancroff, 1982) (Morris, 1987), pero esto en el hombre parece más claro que en la mujer. Aunque las hormonas influyen, no debemos olvidar que hay otros mecanismos implicados: neurológicos, socioculturales y psicológicos...

    Bases Neuronales

    Hay un proceso estímulo-reacción que, partiendo de una estimulación, llega al sistema limbio cerebral, a través de la médula espinal. De allí parte una orden motora a los genitales.